CARGANDO

Escribe tu busqueda

The NEWS

EU está ardiendo, simpatizantes de Trump ‘asaltaron’ el capitolio

Compartir

La situación de las recientes elecciones en Estados Unidos penden de un hilo, las calles de su capital, Washington, viven momentos de intensidad. Este miércoles de 6 de enero, un grupo de simpatizantes de ex presidente Donald Trump, irrumpieron a las instalaciones del Capitolio en apoyo de su líder.

Peleas, marchas, mitines contra la policía entre otros hechos se dieron dentro y fuera del inmueble lo que provocó que se vitalizarán de inmediato miles de imágenes a través de las redes sociales.

WASHINGTON, DC – JANUARY 06: Supporters of President Donald Trump flock to the National Mall by the tens of thousands for a rally on January 6, 2021 in Washington, DC. Trump supporters gathered in the nation’s capital today to protest the ratification of President-elect Joe Biden’s Electoral College victory over President Trump in the 2020 election. (Photo by Samuel Corum/Getty Images)

¿Qué fue lo que provocó que se reaccionará así?

Sin duda alguna, las protestas de los Trumpistas van más allá de la derrota electoral para la presidencia de Estados Unidos. En pocas palabras, se manifestaron porque Donald Trump perdió la presidencia y este miércoles, se daría la victoria oficial a Joe Biden como el nuevo mandamás.

¿Por qué fue el Capitolio?

Al interior del emblemático edificio (importantísimo en la democracia estadounidense, por cierto), alberga las dos cámaras del Congreso gringo, se iba a llevar a cabo una sesión conjunta en el que iban a certificar, oficialmente, los votos emitidos por el Colegio Electoral para darle la bienvenida y la presidencia a Joe Biden.

Los manifestantes trumpistas quieren detener la sesión en el Capitolio de Estados Unidos a como de lugar, incluso llegando a irrumpir en las instalaciones peleándose con la policía. Y lo lograron…

Cuando llegaron las protestas, evacuaron al vicepresidente Mike Pence y a decenas de legisladores, cerraron los edificios principales, suspendieron la sesión y la alcaldesa de Washington D.C. decretó un toque de queda en la capital estadounidense a partir de las 6 de la tarde. 

Trump, quien todavía tiene 14 días aún como presidente, se aventó un discurso incendiario a unas cuadras del Capitolio para que que sea desataran las protestas. 

“Nunca vamos a conceder la derrota”, dijo el presidente. “No se concede cuando hay robo involucrado”.

Además, Donald Trump acusó —frente a cientos o miles de seguidores— a los medios de comunicación, al Partido Demócrata, a la izquierda radical “envalentonada” y a quienes no lo apoyan, de ejecutar un fraude electoral en su contra. Si se puso, diva.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *